¿Cómo filmar en plongée ?

¿Cómo filmar en plongée ?

Tomar fotos o hacer videos de recuerdo es siempre un gran momento durante una salida o un evento. Pero la emoción se vuelve más importante cuando el momento de ser inmortalizado ocurre bajo el agua. Para tomar una bella fotografía submarina, se requiere una cierta técnica. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a sacarle el máximo provecho.

Preparación antes de la inmersión

El buceo es una experiencia única que pocas personas logran compartir con los demás. En efecto, las palabras parecen insuficientes para describir exacta y correctamente las sensaciones y el entorno en el que se evoluciona en un ambiente inmerso. Afortunadamente, hoy en día, la tecnología puede ayudarte a cumplir esta misión bastante inusual. Te permite usar imágenes en lugar de palabras para compartir tu aventura submarina. Gracias a las posibilidades técnicas que ofrecen las cámaras hoy en día, ya no te conformas con una cámara convencional, ni siquiera con una simple cámara digital.

Hoy en día, una cámara puede acompañarte en todas tus aventuras. Le permite filmar todas las secuencias importantes de su vida, tanto en tierra como en el aire, durante un salto en paracaídas, por ejemplo. La última tendencia que justifica una cámara deportiva de alto rendimiento se materializa por su propiedad de estanqueidad. En otras palabras, ahora puedes llevar tu equipo bajo el agua y compartir tu experiencia submarina con los que te rodean. En cualquier caso, para contar bien tu historia, necesitas usar tu equipo de forma precisa para cada momento.

Por lo tanto, el primer paso es preparar su equipo adecuadamente. Las últimas versiones de cámaras a prueba de agua están de hecho compuestas por una cámara, envuelta en una carcasa que les proporciona esta impermeabilidad. Dependiendo de tus proyectos de buceo, deberías comprobar la resistencia de esta famosa vivienda. No debes tomar uno que esté diseñado para actividades de buceo a pulmón, si quieres filmar a profundidades de hasta cinco metros y más.

Entonces debes limpiarlo bien, así como la lente. Debes tener cuidado de quitar todas las manchas, incluso las huellas dactilares. Incluso la más mínima suciedad puede afectar a la calidad de sus películas. Por último, la última preparación se refiere al resto del equipo, es decir, a un caso. Esta última sólo se usa para cámaras convencionales, así que puedes prescindir de ella si tu cámara está certificada como resistente al agua. Por otro lado, necesitarás apoyo, y por qué no, accesorios de iluminación adicionales, si vas a una gran profundidad.

La ejecución de la película

Como con cualquier secuencia de video, debes tener una idea predefinida de lo que quieres lograr. Sin embargo, por razones prácticas, debe atenerse a algunos aspectos técnicos básicos. En primer lugar, debes tener una batería bien cargada, y una o dos baterías de repuesto, dependiendo de la duración de la película que quieras. Entonces, tenga cuidado de configurar los ajustes para la mejor representación gráfica. En general, deberías seleccionar una relación de aspecto de 4:3, con Full HD o 1920 x 1080 píxeles. Una tasa de captura de 25 a 30 fotogramas por segundo le dará la mejor relación calidad/peso de archivo.

Además, debes tener un kit de filtros dependiendo del tipo de agua en la que vayas a bucear, y especialmente para aportar un pequeño matiz al tinte azul que domina bajo el agua. Comienza a filmar antes de sumergirte y, sobre todo, bloquea bien tus ajustes, ya que te resultará difícil tocarlos una vez en la profundidad. Sobre todo, evite activar cualquier característica que pueda agotar innecesariamente la batería, obligándole a salir a la superficie en un momento inoportuno. En este sentido, apagar el wifi, por ejemplo, que no funciona bajo el agua.

Una vez completado el paso técnico, es hora de saltar por la borda e ir a la caza de imágenes submarinas. El mejor consejo para empezar es no filmar en la dirección del sol. Los rayos del sol que vienen contra el lente causan más resplandor que la luz, y sólo obtendrás siluetas en movimiento. Entonces, para proceder con el rodaje real, el escenario que ha imaginado debe continuar con su entrada en el agua, y continuar con su evolución en el mundo submarino.

Al filmar, no dude en utilizar accesorios que le permitan obtener imágenes estables y fluidas, como una pluma o un soporte frontal. Esto último le permite tener ambas manos libres y mantener una estabilidad óptima. En el agua, los objetos levitan más o menos dependiendo de su peso y de la fuerza de las corrientes oceánicas. Preste atención a su campo de captura. Comprueba que nada perturbe a la lente, como un manómetro o una linterna que se balancee con el agua.

Con el mismo propósito, también debe tomarse el tiempo para finalizar el sujeto u objeto que está filmando. No se apresure a perseguir a una criatura bonita, ya que no sólo puede asustarla, sino que también puede perturbar el ambiente circundante, además de crear una conmoción que perturbará la imagen. Es mejor usar técnicas simples, como ponerse en su camino y filmarlo en el ángulo correcto. También puedes usar el modo de panorámica para filmar un banco de peces, en lugar de acercarte y dispersarlos.

Por último, para dar un toque aventurero a tu trabajo, piensa en filmar desde un ángulo en el que otros buzos no vengan a entrometerse en tu vídeo. Concentra tu película en el tema que quieres tratar, realza tus imágenes con el relieve y la vegetación del entorno que estás explorando, y añade un toque artístico jugando con la iluminación natural que proporciona el sol. Los reflejos del sol pueden reflejarse y proporcionar una luz impresionante, incluso en aguas profundas.

Corolina

Corolina

Artículos similares

Opiniones sobre Panasonic HC-vxf1 – Revisión y precios

Opiniones sobre Panasonic HC-vxf1 – Revisión y precios

Opiniones sobre Blackvue Dr750s-2ch – Reseñas y precios

Opiniones sobre Blackvue Dr750s-2ch – Reseñas y precios

Opiniones sobre Sony FDR-AX700 – Reseñas y precios

Opiniones sobre Sony FDR-AX700 – Reseñas y precios

La mejor cámara de caza

La mejor cámara de caza